Tres aspectos de un mismo fenómeno

Tres aspectos de un mismo fenómeno: Transparencia, contradicciones que requieren de explicación y el concepto de voluntad política. Por Ramiro Guerra Morales. Jurista y cientista político.

La pregunta de fondo, siguen los poderes de los denominados grupos o círculos ceros ( fracciones del poder económico que tienen la enfermedad de la insaciable acumulación de riquezas) gravitando en torno al hacer o no de la acción de gobierno y de la esfera partidaria? En este contexto, el país merece una explicación en torno a la AUPSA.

En campaña se dijo que esa institución, una vez instalado el nuevo gobierno, sería cosa del pasado y hoy se le mantiene y fortalece. Aclaro, estoy de acuerdo pero esos cambios demandan una explicación.
Hubo presión o no de parte de sectores importadores?

En los temas de recortes y contracción del gasto, igualmente la soga rompió por los más débiles.Por qué no se exploraron otras vías ?

Se le debió pedir opinión a sectores de la sociedad civil como el colegio de economistas. Consultar y pedir opiniones en nada afecta la acción de gobernar, todo lo contrario, la fortalece.

A los gobernantes les cuesta entender estos procedimientos de construcción de legitimidad democrática. No tengo nada contra el joven vicepresidente, tiene entusiamo y ganas de trabajar pero, esas conferencias de resultados de consejo de gabinete no están teniendo pega en la población.

El informe al país de como los gobernantes anteriores dejaron la finanzas y la administración, debió ser objeto de un informe a la nación por el presidente Nito. Creo que los ciudadanos entenderían algunas acciones del gobierno.

Sumado a lo anterior, dada la realidad el presidente no se da cuenta que una cosa piensa el pueblo y la sintonía del gobierno se mueve en otra frecuencia.

Como abogado, ninguna limitación constitucional, le impide solicitar la renuncia de funcionarios, aún con periodos fijos en el cargo. Por ejemplo , el de la Sra. Procuradora y voy más lejos, de los magistrados de la Corte.

Obviamente entramos en el terreno de la voluntad politica. Hay suficientes razones de ética y moral, que sugieren cambios de esa magnitud.

El ejecutivo no debió transar con que los diputados recibieran 20.000 dolares. Había que decirles que se acabó el relajo y si no cumplen con sus obligaciones, blando el recurso de los decretos leyes.

Seguramente dirán, Guerra está soñando y sacó a flote su sangre jacobina del revolucionarismo francés. No; es que observo que andamos sobre caminos trillados .

Pensar que serán cinco años me aterra, no por mi, sino por esas nuevas generaciones . Ojalá me equivoque. No tendré ningún problema, admitirle a Nito, sr. Presidente me equivoqué.
Ramiro Guerra Morales.

Leave A Comment