TRAFICANTES SE LLEVAN ÁGUILA ARPÍA DEL PARQUE SUMMIT

Por Julia E. Alvear P.                      5 de julio de 2019

El hurto de un  águila  arpìa que estaba en el parque  Summit levanta todo tipo de conjeturas por los dìas en que ocurrió  el hecho.

Quiènes decidieron hacerlo escogieron una fecha apropiada.  Segùn reportan el patronato amigos del Àguila  Arpía, los  hechos ocurrieron entre la noche del sábado 29  y la madrugada del 30  del domingo.

Curiosamente las últimas  36 horas en que terminaba  el período de todas las autoridades de elección y el pasado gobierno. Sumèmosle que el primero de julio era día nacional. Son 24 horas.

No es hasta hoy 5 de julio cuando el hecho trasciende.

¿ Pero quien  se hurta un Águila, para qué  y cómo lo hicieron ?  son algunas de las preguntas obligadas en este caso que nos indica que estamos en presencia de una célula de traficantes  de animales prohìbidos mundialmente.

Antecedentes:

Todo comenzó el 3 de enero de  este año cuando la biòloga Karla Aparicio rescató en Colón un ejemplar de Águila Arpía, que había sido herido en un ala por una bala.

El ejemplar es una hembra  majestuosa, de aproximadamente 4 a 6 años de edad y su tamaño oscila entre los 100 cm de largo, 200 cm de envergadura y un peso de 9 kg.   Las hembras de  esta especie son mas grandes que los machos.

Un águila rara muy grande, contextura masiva, con el tarso de 5 cm de ancho; y considerada la más poderosa de las aves de presa en el mundo. Alas anchas y redondeadas y cola larga.

En Summit el águila  recibía tratamiento para sanar la herida.   Todavía no podía volar, pero su sanación iba bien por lo que se valoraba que pronto,si tenía capacidad para desplegar sus alas y desplazarse, sería reintegrada a su hábitat que es el bosque primario y secundario dijo a Panamá Press, Consuelo de Cambra del Patronato Amigos del Águila de Panamá.

Acercarse  a un Àguila no es fàcil.  Es un ave que tiene garras como la de un león, dice Cambra.  Hay que taparle los ojos y evitar que se defienda con su pico que también es poderoso, junto a sus garras para atrapar las presas con que se alimentan.

MODUS OPERANDIS

El hurto del Águila ya fue denunciado ante  el MInisterio Pùblico y  revela  que estudiaron el tiempo y la forma para llevarsela.

Contaron con un cómplice o ayuda interna,  porque el ave debió emitir algún tipo de sonido al sentir que iba  a ser atrapada.

El lugar donde  estaba  resguardada que era una jaula grande, precisaba que la abrieran son lugares que tienen candados porque están expuestas al público y se debe evitar que algún curioso entre al lugar.

También debieron meterla en una jaula de cierto tamaño para sacarla y trasladarla.

Sòlo el curarla  requiere adiestramiento para poder  atraparla y así limpiar su herida .

Esto deja en evidencia que quien se la llevó tiene experiencia en atrapar dentro de una jaula a un animal cuya naturaleza es salvaje, no convive con los seres humanos.

Por el modus operandis estamos sin duda a un delito que fue planeado con premeditación y conocimiento para realizarlo.

En el bajo mundo de los criminales, traficantes de animales prohìbido un águila como la hurtada  puede estar valorada en más de 60 mil balboas, pero hay convenios internacionales que las protegen porque su especie amenazada  está en peligro de extinción.

Quienes se la llevaron del parque calcularon que el ave esta recuperándose y podían devolverla en cualquier momento.  Pero quien les dió información?  No hay duda que la  respuesta puede estar en el primer círculo de personas que lo cuidaban o manejaban la información del estado del ave.

En estos momentos  el MInisterio Pùblico maneja el caso como delito del medio ambiente.

AVE NACIONAL Y CONVENIOS 

También podrìan levantarse otros cargos porque es el Ave Nacional de la República de Panamá, según  lo establece  la ley 18 del 10 de abril de 2002.  Es  una especie animal que ocupa el lugar número uno de protección por considerarla una especie en peligro de extinción.

El Águila Harpía internacionalmente está amparada por organizaciones como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y el Convenio sobre Comercio Internacional de Especies amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) de las cuales nuestro país  es signatario.

Si tienen información pueden llamar al 311. Aùn no se ha ofrecido ninguna recompensa. 

Se espera pronunciamiento de MIAMBIENTE.

Leave A Comment