UN PRESIDENTE INDEPENDIENTE, IMPOSIBLE!

Por: Aquilino Ortega Luna.

El tiempo para que un candidato presidencial independiente o de libre postulacion, llegue al “Palacio de las Garzas” está aún lejano o a años luz de la realidad política panameña.

Los independientes están fuera de tiempo, viviendo en una dimensión paralela a la cruda realidad del país.

El sistema político electoral nacional está creado para que los partidos políticos sigan gobernando el país, por mucho tiempo todavía.

Tal vez me esté disparando al pie con mi comentario, pero desde mi perspectiva, veo casi como imposible, que un Marcos Ameglio, Ricardo Lombana o Ana Matilde Gómez, alcancen la presidencia de la República, el próximo 5 de mayo.

Y mi percepción no se fundamenta en que estos candidatos no tengan la capacidad y el talento para gobernar, porque la tienen y con creces.

Sino sencillamente, porque las condiciones legales electorales actuales, le juegan en su contra a los candidatos presidenciales de libre postulacion.

Todo lo anterior, aunado al hecho de que la única posibilidad de ganar de los candidatos de libre postulacion está minada, por la triste realidad que les explota en la cara.

“El voto independiente está atomizado”.

Los independientes presentan una oferta electoral de división, cuando su única posibilidad de triunfo está en la unidad.

Muy difícil derrotar a las poderosas estructuras políticos del PRD, Cambio Democrático y del panameñismo, un milagro no les alcanza.

Sin duda alguna, los independientes le arrancarán muchos votos a los colectivos políticos históricos y tradicionales, pero la sumatoria de votos, no les alcanzará para hacer historia.

A mi juicio, en este momento, los numeros de los candidatos presidenciales independientes, en las encuestas, pudieran estar inflados, para influir en la masa votante.

Para marcar un hito, y ser determinantes en los resultados políticos, los independientes, deben esperar al menos 10 años más todavía.

El esfuerzo es plausible, pero la realidad política es contundente.

A la Asamblea podrían llegar con suerte y trabajo extraordinario, unos 10 diputados de libre postulacion, amparados en la voraz campaña, de “No a la Reeleccion” .

El tema de las planillas numeradas, los subsidios y donaciones, entre otras chucherías políticas, siempre hirieron de muerte las campañas de algunos diputados, que se “comieron el pastelito antes del recreo” para irse a vivir la vida loca.

Definitivamente, dos meses de campaña, son insuficientes para proyectar una candidatura nueva y menos de libre postulacion.

El próximo 5 de mayo en horas de la noche, los caudillos, descontentos y frustrados estarán a la orden del día.

Los únicos que al final siempre ganan son los poderosos grupos económicos, que apuestan a todos para que gane uno, en el interés de mantener su condición de controladores del sistema político panameño.

A 33 Diaz de la cita electoral del 5 de mayo, Nito Cortizo, Romulo Roux y José Blandon están más cerca de la gloria.

Ana Matilde Gómez, Ricardo Lombana y Marcos Ameglio, con todo y su entusiasmo propio de los primerizos, tendrán que esperar para convertir sus sueños de principiantes en realidad.

La política es sorpresiva, pero siempre contundente y real, pese al cacareo de las encuestas.

Los milagros en política no existen y si se escapa alguno, nada tiene que ver con Dios, siempre al final es un hecho antropogénico, orquestado por el hombre.

Que gane el mejor!

Leave A Comment