Artículos de Opinión

POLÍTICOS DIABÓLICOS E IMPUNIDAD.
5 de diciembre de 2019
274 vistas
Abogado y Catedrático Universitario

Por: Silvio Guerra Morales.

¿Será cierto que hay sujetos para quienes el brazo de la justicia jamás los tocaría?. ¿Será cierta la tesis de que el manto de la impunidad tan solo arropa a aquellos que tienen el poder económico o político, también el social, de frustrar o cooptar a la justicia penal, entre tanto que a los hijos de la que plancha, de la cocinera, del pobre, les cae la teja de la condena penal y el sórdido y odioso dictamen de: “A la reja”.?.
En este país se viene hablando de certeza del castigo. Me gusta la expresión. Que haya certeza de la pena. Pero qué es lo que realmente se quiere indicar con ello?.
Una sentencia penal, mediante la cual se ha condenado o declarado culpable a una persona impone, siempre una pena: de prisión, días multas, trabajo comunitario como pena sustitutica, etc.- La pena, al menos literalmente, se tiene por cierta, máxime cuando ha hecho estado en lo que los procesalistas denominamos “tránsito a la sentencia firme y ejecutoriada”, expresión con la cual se quiere indicar que ya no caben recursos de ninguna naturaleza, es decir, la sentencia ha quedado en firme adquiriendo las características de inimpugnable e inmutable. Solo así y de este modo adquiere el carácter de “cosa juzgada”, en realidad “caso juzgado”.
Ahora, para complementar la realización plena de esa certeza del castigo, intervienen los Jueces de Cumplimiento teniendo competencia penal para resolver todo cuanto atañe a ese efectivo cumplimiento de pena y teniendo facultades legales, inclusive, para variar o cambiar la pena principal por penas sustitutivas. Hay aquí una especie de invasión de la competencia en cuanto el juez de cumplimiento tiene el poder legal de variar lo decidido por un juzgado penal que ha conocido del proceso ordinario, sin embargo, legitimado por la propia Ley que le ha conferido a dicho juez tal facultad.
Con lo anterior, tendríamos que concluir, que la certeza del castigo, nunca termina con la dictación de la sentencia de condena penal, aun cuando ésta haya adquirido el carácter del caso ya juzgado. Ello es sencillo de comprender, conforme lo hemos explicado, dando una leve mirada a la actuación el Juez de Cumplimiento que, a mi juicio, más que juez, propiamente tal, no es más que un mero administrador judicial de penas y de todo cuanto atañe al cumplimiento de ellas.
Viene así, de este modo, a adquirir otra connotación el concepto o la frase de la “certeza del castigo” haciéndose un tanto difuso o intermitente en la medida que la pena, propiamente tal, pareciera estar neutralizada, sus efectos, por una serie de subrogados penales que, al final de cuentas, terminarán dando fe que, por encima de la pena, habrán de existir otros sustitutos que, aunque no teniendo el carácter aflictivo de la privación de la libertad, al menos presentan la especial virtud de buscar la efectiva rehabilitación y resocialización del transgresor dela norma penal.
Sin embargo, esto no es negativo. Por el contrario, es bueno. Hay certeza al menos de lo siguiente: Que el sujeto, judicialmente, ha sido transgresor del ordenamiento penal, es decir, un delincuente y ello sin excluir la posibilidad concreta de los errores judiciales que se cometen, a diario, condenando al inocente y declarando inocente al culpable.
Existe en nuestro medio impunidad. Claro que sí. Pero no del tipo de impunidad que nos quieren imponer los medios de comunicación, a diario, en las noticias frente a la aplicación de subrogados penales por parte de los jueces de cumplimiento a hombres y mujeres de nuestro pueblo. No, la cosa no es así. La impunidad hay que buscarla en otros lares o niveles.
Prueba de ello que nada, en lo absoluto, ha pasado, con e sinnúmero de hechos y circunstancias que hacen tránsito a delitos propiamente tal y relativos a delitos contra la administración pública, conforme se ha dejado constancia en los llamados “Varelaleaks”.
Por el contrario, la burla y la mofa siguen, sin dejar a un lado la complicidad de no pocos, dentro del gobierno y fuera de él, que nada dicen y nada hacen frente a esa ola de impunidad que es la que realmente daña al país, pues los impuestos y tributos del pueblo panameño, los ingresos del Estado, son hechos añicos por el latrocinio y la robadera sin límites.
¡Qué tristeza! Si el que roba la gallina del vecino va para las rejas, el que roba millones ni siquiera se asusta!
Tal pareciera que nuestros “lideres políticos”, son una cosa cuando no gobiernan y otra cuando lo hacen. Cuando no gobiernan son caperucitas, tiernas y mansas palomas, blancas ovejas; cuando gobiernan: Lobos rapaces, serpientes con veneno mortal, ovejas negras y diabólicas.

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

CARLOS ARBOLEDA: EL CAMINO DE LA ESCULTURA -La elipse cónica: interviú de artes y letras.-

La elipse cónica: interviú de artes y letras. CARLOS ARBOLEDA: EL CAMINO DE LA ESCULTURA   Texto: Manuel E. Montilla                                                                                                                      Arte: Carlos Arboleda   «Hay una belleza oculta dentro de cada uno de nosotros que sería bueno mostrar más. La escultura es una excusa, es como un espejo que puedo plantar delante de la gente […]

LA SUBORDINACIÓN JURÍDICA Y ECONOMÍA DIGITAL

LA SUBORDINACIÓN JURÍDICA Y ECONOMÍA DIGITAL Rafael Nieto, Abogado. El Derecho del Trabajo, surgió con el propósito de brindar protección a la clase trabajadora, que con motivo de la revolución industrial, creo una desigualdad socio económica y que generó muchos abusos, los cuales fueron detonantes de protestas y otras manifestaciones, que contribuyeron a la creación […]

Al oído de Panama Ports

Al oído de Panama Ports…….. Tomás Paredes Royo Dicen que es mala educación dar un consejo u opinar sobre un tema cuando a uno no le han preguntado.  Sin embargo, por la naturaleza pública del tema de la concesión de los puertos de Balboa y Cristóbal, ganada en licitación pública internacional en 1997 por la […]

AUNQUE SUENE A CLICHÉ…, ¡ SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO !

AUNQUE SUENE A CLICHÉ…, ¡ SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO ! Por Ramiro Guera M. Abogado y cientista político. 27/02/2021 El impacto del neoliberalismo y la invasión en nuestro país fue extremo al punto que debilitó, en grado sumo, la conciencia y sentido de identidad nacional. Todo un proceso de desideolización; lo colectivo, lo […]

A %d blogueros les gusta esto: