Artículos de Opinión

MIGUEL CAÑIZALES : TÚ SEGURIDAD ES MI RESPONSABILIDAD
10 de abril de 2020
1150 vistas

Miguel Ángel Cañizales M. | Articulo de Opinión | 10 de abril de 2020

Estamos viviendo unos de los momentos más difíciles y trágicos de la humanidad. Debido al COVID-19, nada volverá a ser igual. La única forma que tenemos para afrontarlo y vencerlo es, a través de la psicoeducación, prevención, hábitos de higiene
saludables, e implementar habilidades cognitivas con valores como la solidaridad y la responsabilidad individual y social. “Tú seguridad es mi responsabilidad”: todos tenemos que realizar una introspección de esta dualidad conceptual.

Es momento de unirnos todos como panameños y demostrarle al mundo que somos una sociedad afiliativa y no individualista, que cuando nos unimos no hay tormentas, ni enfermedad que nos detenga, que somos capaces de superar nuestras diferencias ideológicas para lograr el bien común de la humanidad y disminuir esta catástrofe que inicia y que en Panamá estamos a tiempo de controlar su propagación masiva, si adoptamos todas la medidas que nos ha recomendado el MINSA. En Italia, España, EEUU, se han reportado centenares de muertes en un día. Se pudo haber evitado estas muertes, si fuéramos más responsables y solidarios.

Como ciudadano hago un llamado enérgico, pero respetuoso, ante la conciencia nacional y apelo a la responsabilidad individual que tenemos como sociedad. Cuando hablo de “responsabilidad individual” no sólo me estoy refiriendo a cumplir con la normativa establecida por las autoridades de higiene personal y de cuarentena. Esta consideración implica acciones como dejar de salir a la calle y quedarse en casa; no visitar vecinos, menos ir a zonas consideradas como factor de riesgo, practicar la colaboración vecinal: si sabemos que hay un adulto mayor y no puede salir ayudarlo dentro de las posibilidades.
Evitar salir donde exista aglomeraciones. La situación actual amerita que la ciudadanía refuerce el sentimiento de solidaridad, responsabilidad, comunidad y compromiso. Estas acciones solidarias de colaboración y ayuda a la comunidad en que vivimos, permite la compra solidaria, para el confinamiento, el aislamiento social y la buena convivencia humana.
Los últimos estudios demuestran que las personas asintomáticas (no presentan síntomas) de la enfermedad son lo que más contribuyen a esta pandemia y tienen mayor posibilidad de transmisibilidad, porque desconocen que tienen el virus y está en periodo de incubación. Son las lecciones aprendidas de China e Italia y se está replicando en España y otros países. La responsabilidad individual está relacionada con guardar, por seguridad, las distancias a dos metros (otros hablan de un metro y medio), y no salir a otros vecindarios para evitar propagar la enfermedad.
Utilizar las redes sociales de manera responsable y no difundir noticias, sin confirmar su fuente y, sí es verdadera, evitar informaciones alarmistas. Utilizar la fuente oficial. Pueden utilizar estas redes para comunicarse, reorientar e inclusive para distraerse en grupos de autoayuda.

La responsabilidad individual repercute en lo comunitario y, por consecuencia lógica, en lo social. Es clave para que los ciudadanos participen activamente para controlar la enfermedad. El confinamiento no es solo quedarse en casa como medida de protección individual, más bien, la intención es para contribuir a que la epidemia no se extienda exponencialmente.
El sentimiento más noble que nos puede ayudar a salir de la está crisis es que estemos claro como nación, que “tú seguridad es mi responsabilidad “. Todo nuestro comportamiento individual y social debe estar dirigido a preservar la salud comunitaria de la otredad.
La crisis que se vive es de magnitud inédita, sin precedente histórico en nuestro país. Es imprescindible tener una buena salud mental, para enfrentarla, porque estar encerrado varias semanas, puede producir desequilibrios psicológicos en las personas y desencadenar trastornos emocionales, que se pueden manifestarse con rasgo de ansiedad, estrés o depresión.

Cada uno debe estar consciente que, aquellas personas que están diagnosticadas por un especialista deben buscar apoyo psicológico, debido al factor de riesgo. Pude llamar a los diferentes grupos de autoayuda que se han formado a nivel gubernamental; MINSA, MEDUCA, MIDES y sociedad civil; líneas de auxilio, los acompañamientos psicológico virtuales por aislamiento que están activo, grupos de psicólogos especialistas en salud, clínica, escolar, en psicoterapias y técnica en intervención en crisis, sin costo alguno como contribución para disminuir las patologías sociales y sus efectos por el confinamiento. Todas utilizan plataformas tecnológicas virtuales y están presentes a nivel nacional e internacional. Aunque existan distancias de un país a otro, las tecnologías nos han unido con un único fin: ayudarnos como hermanos.

Para disminuir el impacto de la cuarentena, puede practicarse en casa: mantener la higiene personal, hábitos alimenticios saludables, consumo responsable, conocer a tus vecinos, aprovechar para limpiar la casa y el correo electrónico, comunicarse a través de las nuevas tecnologías, videosllamadas con familiares y amigos, hablar por telefóno o celular. Practicar responsabilidad social, ser solidario, realizar vida social online y hacer teletrabajo, seguir instrucciones de las autoridades del MINSA, buscar apoyo psicosocial, realizar ejercicio físico con su familia, guardando sus distancias corporales, llame a un amigo que no sabes de él, hace mucho tiempo, dele cariño; hágalo sentir importante.
Si vive solo, establezca relaciones amigables con personas que se comuniquen a diario. Tengan varias amistades que estén pendientes, una o dos veces al día. Hacer sentir a su interlocutor que no están solos, y que son importantes. Buscar oficio y no caer en ocio. Practicar meditación, orar, rezar, leer libros positivos que automotiven. El apoyo psicoemocional, es básico para salir de esta crisis de salud pública.
La sociedad panameña debe estar en sintonía y tener conciencia de que “tú seguridad es mi responsabilidad”.

Doctor y catedrático. Facultad de Psicología. Universidad de Panamá. Miembro de la Academia Panameña de Psicología

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

La luz al final del túnel. 

La luz al final del túnel.  Por: Lic. Abel Vergara López – Abogado.   Ciudad de Panamá, domingo 18 de abril de 2021.   Inicia la semana con la reducción a la restricción de movilidad nocturna (Toque de Queda) a sólo cuatro horas (desde la medianoche hasta las 4 de la madrugada). El comportamiento del virus pareciera […]

EUTANASIA…Y MORBIDEZ SOCIAL

EUTANASIA…Y MORBIDEZ SOCIAL Por: Dra. Edilia Camargo Emmanuel Jaffelin, filósofo francés, profeta del hombre gentil..y la gentileza.. Animó varias tertulias , en el turno de Francia como paìs invitado a la Feria Internacional del Libro.  Su  increíble osadía al  reafirmar la gentileza, en un mundo mórbido . La inmensa riqueza de su trabajo en las […]

¿POR QUÉ ? , LA POBREZA Y LA EXTREMA POBREZA, SIGUEN RAMPANTE Y CAMPANTE EN NUESTRO PAÍS.

¿POR QUÉ ? , LA POBREZA Y LA EXTREMA POBREZA, SIGUEN RAMPANTE Y CAMPANTE EN NUESTRO PAÍS. POR RAMIRO GUERRA ABOGADO Y CIENTISTA POLÍTICO. Panamá , ha tenido tasa de crecimiento significativa y la danza , antes y ahora, de miles de millones, ha sido evidente. Decádas y decádas , la misma realidad; gente de […]

La “tajada de la sandía” de hoy

La “tajada de la sandía” de hoy Por: Gaspar J. González V. Comunicador Social   La poca sensatez y el sentido de dominio del hombre sobre sus semejantes, ha causado que el ser humano deje una serie de huellas indelebles en la historia de la humanidad. Estas conductas censuradas, nos dan muestra de la poca […]

A %d blogueros les gusta esto: