Artículos de Opinión

LAS CULPAS DE UNA PANDEMIA Y LA AGENDA GLOBALISTA.
13 de octubre de 2020
199 vistas

LAS CULPAS DE UNA PANDEMIA
Y LA AGENDA GLOBALISTA.
Por: Silvio Guerra Morales.

El día sábado 10 de los corrientes, publiqué un artículo que intitulé “Administrando la irracionalidad”. Básicamente, sustentaba que no veía razón alguna en privar a la población del uso de las playas y abriendo los hoteles y demás sitios turísticos, lo cual me precia un verdadero contrasentido. Para el día de ayer, lunes 12, el mandatario Laurentino Cortizo opinaba en igual sentido. Hoy, el Ministro Sucre, responde que se abrirán las playas con cautelas. Que el “cuándo”?, pronto sería anunciado. Desde ya sostengo que lo que no puede aceptarse como “cautela” es que a los ciudadanos se les ponga un policía detrás de sus espaldas. Pero también, pienso, que los ciudadanos tienen, ya no el deber tan solo, sino la obligación de preservar los cuidados de higienes y de prevención necesarios para evitar el contagio. Eso es tan elemental. Será tan difícil de cumplir?. No creo. Es cuestión de conciencia. Desde que llegó a Panamá el Covid/19 (Coronavuris), presentándose el primer contagio y, luego, desatándose el número de los contagios y produciéndose la muerte de tantos panameños, he dedicado más de una decena de artículos en los que he analizado este tema. Porque nos ha importado a todos esta pandemia. Porque el encierro y el pánico hicieron de nosotros, en algún momento de nuestras vidas y durante estos siete meses que llevamos de agonías, zozobras y decepciones, seres disminuidos, física y mentalmente, hemos sido afectados. Unos más fuertes, otros menos, pero todos hemos sido agraviados.
Agravios psicológicos, económicos, relaciones de familias golpeadas y minimizadas, relaciones sociales suprimidas, libertad de tránsito casi inexistente, poder adquisitivo disminuido, comerciantes golosos que se han aprovechado de la pandemia y han extorsionado al pueblo con costos o precios elevadísimos de los productos de primera necesidad o de la canasta básica y qué no de decir de algunas farmacias que han expoliado al pueblo, igualmente, incrementando los costos de los medicamentos?. Todo esto ha sido una parafernalia de calibre mayor.
Hemos sido decepcionados por muchos. Desde las autoridades que gobiernan hasta por supuestos lideres de opinión que han pasado agachados y ni siquiera se han asomado a emitir conceptos o criterios. No los juzgo. Pero hay que mantener la moral en alto, ser siempre uno, no variar, no claudicar. El pueblo necesita, hoy más que en cualquier otro momento de nuestras vidas, que se le oriente, analicen los temas, que se le precisen conceptos y se le asesore. Se han ausentado acaso las mentes pensantes del país?. Acaso los acorraló el miedo o la pandemia anulando el juicio critico y la capacidad aguda para opinar?.
Creo que hay que salir: hablar, protestar, criticar de modo objetivo, sugerir, proponer, todo en aras de colaborar para hacer de nuestro país una nación pujante. A los panameños siempre nos ha caracterizado ser personas de empuje, de avances, de aspirar a algo mejor, no quedarnos rezagados u observando, pasivamente, cómo otras naciones nos superan.
Somos de espíritu competitivo. Nos gusta competir y ganar. Compitamos y ganemos. La pandemia no nos puede doblegar. En Japón, solo para dar un ejemplo, ya la nación empieza a organizar su modo de vida de manera tal que la convivencia entre sus habitantes empieza por una clara lectura de “aprende a convivir y vivir con este virus”. Más temprano que tarde, el virus se irá debilitando y desaparecerá. Pero encerrados, en casas, habitaciones o apartamentos, donde la ventilación es casi ausente, no lo lograremos. Ya se ha dicho, por los expertos, que se requieren áreas abiertas, ventiladas, respirar aire puro, salir, ejercitarse, caminar, pero nadie hizo caso en este país. También los expertos nos han dicho, desde hace varios meses, que el encierro o el confinamiento no era bueno. Que no era la mejor manera para combatir los contagios. Pero no hicimos caso, seguíamos, como papagayos, repitiendo lo que la OMS mandataba. Fuimos borregos al matadero. Así de sencillo. Para colmo mayor, ahora aparece uno de los asesores de la OMS, para enfrentar la pandemia del covid/19 señalado que: “Nosotros, en la Organización Mundial de la Salud, no abogamos por los encierros como el principal medio de control de este virus” (Dr. David Nabarro, uno delos seis enviados especiales de la OMS para el Covid/19, en declaración dada al medio británico The Spectator).
Recuerdo, como si fuera ayer, que uno de los primeros artículos que escribí sobre el tema, lo intitulé “Casa por Cárcel”. Manifestaba mi absoluto desacuerdo con el encierro. No pocos me cayeron en tandas para amedrentarme. Unos me llegaron decir que era un desalmado pensando solo en mi y no en los demás. Otros dijeron que cómo se me ocurría desafiar a la OMS. Pero bueno, el tiempo, señor que nunca se equivoca, suele dar la razón y reconocerla a quienes la tienen.
También escribí un artículo aportando una serie de posibles medidas a adoptar frente a la pandemia y desde hace más de cuatro meses sugerí que, así como se abrían los comercios, también se aperturaran las playas, los parques y sitios naturales. Ahora resulta que, aunque tardíamente, pero se reconoce la necesidad de la recreación de la población. Los más afectados con el encierro: Los niños, los que tienen limitaciones cognoscitivas y motoras, jóvenes en crecimiento y los ancianos.
No hay duda que la agenda globalista ha fracasado. Sin embargo, en plena pandemia, sin ningún tipo de resquemor espiritual o de otra naturaleza, salieron los defensores de la homosexualidad, del aborto, de la eutanasia, de la fecundación in vitro, etc., a defender la agenda. Hasta ”atacar” a Dios mismo calificándolo de una manera vergonzosa conforme a sus propias depravaciones.
No obstante, los países, aquellas naciones, que mantuvieron un patriotismo y una autonomía de gobierno, que no sea dejaron guiar por la agenda globalista y adoptaron fórmulas propias, con sus talentos, les ha ido mejor que aquellos que, como la nuestra, solo movíamos la cabeza, cuales casangas de jaula, ante lo que el Ministerio de Salud, inspirado en la OMS, repetía.

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

SACAR EL CUERPO O SACRIFICAR EL DERECHO.

SACAR EL CUERPO O SACRIFICAR EL DERECHO. Edgardo Molino Mola. Esta expresión significa, evitar, eludir, no enfrentar una cosa. Y esto es lo que hacen algunos Tribunales panameños, que tienen por misión controlar la arbitrariedad y la violación de la ley, de proteger la vida, honra y bienes, de todos los nacionales y extranjeros que […]

UNA LUZ MUY OPACA EN EL HORIZONTE

UNA LUZ MUY OPACA EN EL HORIZONTE. Por Ramiro Guerra. Jurista y cientista político. ¿Cómo me siento con la situación que vivimos? No se trata sólo de un tema grave de salud sino de una pandemia social. No pierdo el optimismo; no hay espacio para fatigas ni pesimismos. El porque de lo anterior? Hace algunos […]

ADMINISTRANDO LO IRRACIONAL

ADMINISTRANDO LO IRRACIONAL Por: Silvio Guerra Morales La insatisfacción del pueblo panameño y de extranjeros residentes en nuestra Patria, hecha manifiesta, a diario, por una constante y permanente intranquilidad que conlleva a serios y objetivos cuestionamientos a la administración gubernamental y en especial al señor Presidente de la República y a su Ministro de Salud, […]

PISO Y TECHO DE ESPERANZA ….PARA UNA CONVENCIÓN

PISO Y TECHO DE ESPERANZA ….PARA UNA CONVENCIÓN Dra. Edilia Camargo Gracias a la Defensorìa del Pueblo del Perù y al Webinar organizado este 9 de octubre, conjuntamente con la OEA, Farah Urrutia de la Secretarìa de Acceso a Derechos y Equidad, Julissa Mantilla, Relatora de Derechos de las Personas Mayores..y por CEPAL, Sub Sede […]