Artículos de Opinión

La “tajada de la sandía” de hoy
15 de abril de 2021
340 vistas

La “tajada de la sandía” de hoy

Por: Gaspar J. González V.

Comunicador Social

 

La poca sensatez y el sentido de dominio del hombre sobre sus semejantes, ha causado que el ser humano deje una serie de huellas indelebles en la historia de la humanidad. Estas conductas censuradas, nos dan muestra de la poca tolerancia y los resultados que generan estos comportamientos.

 

Cónsono con la fecha, esta reflexión inicial nos trae a la memoria aquella revuelta civil entre panameños y estadounidenses, sucedida en barrio chino de la vieja ciudad de Panamá, un 15 de abril de 1856, conocida como “el incidente de la tajada de sandía”. El hecho se convertiría en uno de los antecedentes para la primera intervención estadounidense en el Istmo de Panamá, que en ese entonces, formaba parte de la República de la Nueva Granada.

 

Sin lugar a dudas, no queremos que estos tipos de incidentes, se vuelvan a dar en nuestro país, ni en ninguna otra ciudad del mundo y nuestro reconocimiento es que las autoridades de gobierno a lo largo de éstos años, han hecho un gran esfuerzo en temas de prevención y solución de conflictos a fin de evitar la violencia humana en todas sus formas.

 

Sin embargo, los temas de conflictos y violencia que hoy siguen reflejados en redes sociales, siguen generando contrariedades. Desacuerdos en las esferas políticas, son los que más se han hecho eco en esta modalidad, generando tensiones en la ciudadanía que consume estos acontecimientos y que en nada, nos ofrecen una solución a nuestras necesidades más apremiantes.

 

Así como el “incidente de la tajada de sandía” nos dejó la experiencia del desmoronamiento inoportuno de la prudencia en un grupo de personas, hoy corremos el riesgo que la escasez de tolerancia por el desacuerdo en el pensamiento político, se agrave dentro de la sociedad por el tono de agresión verbal en que han caído algunas personas. Tengamos mucho cuidado con éste incremento.

 

Según datos estadísticos de Naciones Unidas, en el año 2016, la cantidad de países que se vieron afectados por conflictos violentos alcanzó el nivel más alto registrado en casi 30 años. Al mismo tiempo, se indica que “dichos conflictos son cada vez más largos y menos tradicionales”. Es decir, nos avocamos en gran medida a convivir con conflictos vinculados a temas políticos y socioeconómicos, que a temas militares, como por ejemplo, conflictos en las fronteras, por violaciones de espacios aéreos, acuáticos, o bien, por ostentación de un nuevo armamento bélico, muy frecuente entre las grandes naciones.

 

Naciones Unidas también nos indica que la delincuencia ha causado más muertes que los conflictos armados. En 2017 -cito la fuente- al menos medio millón de personas murieron a causa de homicidios, cifra que supera con creces las 89.000 víctimas causadas por conflictos armados activos y las 19.000 que murieron en ataques terroristas.

 

Ahora bien, el crimen organizado en Panamá ha sufrido grandes reveces en los últimos días, como las incautaciones de la droga que pasa por nuestro suelo o por hechos de gran notoriedad como las recientes conducciones de los supuestos cabecillas de bandas delincuenciales producto de las diligencias que adelantan las autoridades de justicia.

 

Estas son, y aclaro, muestras que estamos al borde de una situación que genere más violencia en nuestra sociedad, en donde la inestabilidad del núcleo social, de la célula familiar, también ha hecho su impacto en sociedad, generando más violencia intrafamiliar y aumentando los casos de “femicidio” en Panamá.

 

Otro ejemplo de impacto mundial, se dio meses atrás, cuando se desató una lucha interracial en los Estados Unidos a causa de la muerte del ciudadano afrodescendiente George Floyd el 25 de mayo de 2020, en la ciudad de MineápolisMinesota, como resultado de su arresto y en pocos días, su muerte generó una serie de protestas que se extendieron a varias ciudades.

 

Si bien el Panamá de hoy es un país mucho más estable socioeconómicamente que hace 165 años cuando se dio “el incidente de la tajada de sandía” de seguro, los esfuerzos que se realicen entre el sector privado y la sociedad civil para ponerle freno a los niveles de intolerancia que se vive, hay que evitar que nuestros líderes no sean los Jack Oliver estadounidenses, ni los José Manuel Luna panameños y evitar así, incidentes que se transformen en una auténtica batalla campal.

 

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

“A pesar de los panameños”

“A pesar de los panameños” Franklin Castrellón Periodista Alguna vez escuché a un prestigioso economista decir lo siguiente: “Panamá llegará más pronto que tarde a ser un país desarrollado, a pesar de los panameños”, expresión que por su delicada implicación se quedó grabada en mi memoria. Para esos días, el Banco de Desarrollo de América […]

GOBIERNOS MÁS PELIGROSOS QUE EL COVID.

GOBIERNOS MÁS PELIGROSOS QUE EL COVID. Por: Ramiro Guerra M. Politólogo. Panamá, en no pocas coyunturas, se ha destacado por su crecimiento al punto que nos compararon con economías pujantes, v.gr. Chile. Hubo un momento que crecimos a una tasa de hasta el once por ciento (11%). A pesar de ello, los índices de pobreza, […]

CAPSULA JURIDICA: Tercería en materia Civil

CAPSULA JURIDICA. ARTICULO DE OPINIÓN. TERCERÍA (MATERIA CIVIL) FACILITADOR: ABOGADO RENALDO MELÉNDEZ. PARA EL GRUPO: PROFESIONALES DE DERECHO. TERCERÍA: CONCEPTO: En el proceso pueden intervenir, además de las partes y sin que adquiera la calidad de tales ni haya necesidad de citarlas, todas las personas que se consideren afectadas positivamente o negativamente por el resultado […]

LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ DETIENE EL CIRCULO DE PROBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL DE 89,009 ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA DEL COVID-19.

LA UNIVERSIDAD DE PANAMÁ DETIENE EL CIRCULO DE PROBREZA Y LA EXCLUSIÓN SOCIAL DE 89,009 ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS EN TIEMPOS DE PANDEMIA DEL COVID-19. Por: Aarón Pérez Smith, Docente Universitario La Pandemia del Covid-19, en nuestro país ha traído una reducción en el desempeño de las actividades económicas que en consecuencias ha afectado a nuestra economía […]

A %d blogueros les gusta esto: