Artículos de Opinión

IN MEMORIAN: KOBE BEAN BRYANT
28 de febrero de 2020
417 vistas

Articulo de Opinión | Manuel Montilla | 28 de febrero de 2020

La hora de la partida ha sonado. Está aquí. Siempre anunciada, llega de improviso para nosotros. De costumbres metódicas, ella ni urde atrasos, ni adelanta su presencia. Su tiempo es exacto. Puntual y certero. Nuestros son el estupor y la nostalgia.

Dicen que eran nueve. Pero, para nuestras vanidades, solo tú y Gianna María tienen nombre. Los demás ya tendrán su momento. Aunque, la verdad, no es que importe en demasía. Tal vez sus parientes y amigos puedan rescatarles alguna memoria. Será cosa de un instante. Es parte del orden establecido.

Gianna María tan pequeña. Solo trece circunnavegaciones solares, destacan los medios. Única en sí misma, la muerte conoce su agenda, solo ella sabe sus pretensiones. Sus porqués y sus cuándos. En esta orilla quedan las angustias sin respuestas.

Fue transmitido en el acto, lo vivimos en directo. Así son los tiempos. El helicóptero dio un par de cabriolas, volteretas observamos en las pantallas. Allí los esperaba el risco. Todo fue rápido, limpio y preciso. Nadie tenía posibilidad alguna de sobrevivir la colisión.

Es el teatro de la vida. Esto fue escrito por esa mano que no conoce de piedades, ni misericordias. Lo escrito debe cumplirse. Así debe ser. Y es. Los días siguen su curso.

Todo se publica, toda información corre de inmediato por las redes. Todo se sabe. Eras un buen tipo. Lo dicen con sinceridad. Tu historia lo afirma. No porque estés muerto, que la muerte hace impolutos a los que parten. En verdad eras de esa estirpe. Al parecer, lo poseías todo. Respeto, amor, talento, salud, carisma, dinero, éxito, familia, amigos.

Altibajos algunos, como cualquiera. Nada que pudiera inquietarte. Hasta un Oscar te otorgaron. Muy merecido. Otro enceste perfecto. Caramba, también hablabas español y bastante bien, para mácula de esos gringos que se vienen a Nuestra América y se niegan a aprenderlo de puro racismo. Sí, eras un buen tipo.

Cuando estas cosas suceden, uno ingenuo se pregunta, por qué tanto cabrón, hijo de su santa madrecita, asesino y sicópata, anda canturreando bajo el astro rey. Y un tío buena gente, como tú, se da, de golpe y porrazo, de cara con su destino ineluctable.

Así está escrito que debe ser. No hay anticipos ni avisos preferenciales. Llegada tu hora, te vas y punto. Es un excelente rasero, no se escapa nadie. Tú, un buen tipo,

también ocupaste tu asiento en este viaje. No sé por qué Gianna María, al parecer debía acompañarte. La Dama de Negro tiene sus órdenes. Ella también cumple su destino.

De cierto, eras un hombre de suerte y destrezas. Te dieron la oportunidad de ver a LeBron superar tu record, y hacerlo en tu honor con hidalguía. Hasta tuviste tiempo para felicitarlo. En efecto, eras un buen tipo. Todos lo afirman y es la verdad. No caben dudas.

En alguna ocasión un breve tras pies, una chica tal vez. Allá o aquí. Igual que otros de fama, pero sin llegar a más. Sin aspavientos, solucionaste. Y todo quedo en el olvido. Piadoso o no, pero olvido al fin. Que los titanes también tienen sus cuitas.

Ahora crecerá, aún más, tu leyenda. Tu legado deportivo y humano. Cascadas de tinta y bits correrán sobre el papel y navegarán en la inconmensurable autopista del ciberespacio. Tu imagen, a veces con la pequeña Gianna María, estará en todas partes. No podrán devastarte el implacable olvido ni las humanas miserias. Crecerás y entrarás al Olimpo de los héroes eternos.

Entre nos, quizá alguna breve batalla por las obviedades que dejas atrás. Algo bastante normal en estos casos. Esperemos que no sean a más tales minucias. Eso en realidad es lo de menos. Nada de este mundo puede afectarte. Estás más distante que cualquiera de nuestras expectativas.

Me pregunto, qué sentirán tus hijas y tu compañera de vida. El dolor de tus progenitores. Dónde encontrarán tus manos cariñosas. La calidez de tu palabra. Quién les podrá explicar por qué no volverás. Verterán lágrimas y el tiempo les traerá el bálsamo de la resignación. Pero cándido, seguiré preguntándome, por qué. Eras un buen ser humano. Por qué te convocaron, tan pronto, a este último partido.

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

¿POR QUÉ ? , LA POBREZA Y LA EXTREMA POBREZA, SIGUEN RAMPANTE Y CAMPANTE EN NUESTRO PAÍS.

¿POR QUÉ ? , LA POBREZA Y LA EXTREMA POBREZA, SIGUEN RAMPANTE Y CAMPANTE EN NUESTRO PAÍS. POR RAMIRO GUERRA ABOGADO Y CIENTISTA POLÍTICO. Panamá , ha tenido tasa de crecimiento significativa y la danza , antes y ahora, de miles de millones, ha sido evidente. Decádas y decádas , la misma realidad; gente de […]

La “tajada de la sandía” de hoy

La “tajada de la sandía” de hoy Por: Gaspar J. González V. Comunicador Social   La poca sensatez y el sentido de dominio del hombre sobre sus semejantes, ha causado que el ser humano deje una serie de huellas indelebles en la historia de la humanidad. Estas conductas censuradas, nos dan muestra de la poca […]

Panamá el País de la Superficialidad y Discriminación

Panamá el País de la Superficialidad y Discriminación   Por: Ronaldo Buchanan   Panamá supuestamente es un país de crisol de razas y de todo tipo de culturas a raíz de Varios acontecimientos , que han marcado nuestro Istmo desde sus inicios sin embargo Otras influencias de corte elitista han ido desviando ese espíritu o […]

La vacunación llega a Panamá Norte, nadie se quede por fuera

La vacunación llega a Panamá Norte, nadie se quede por fuera   Por Luis E Ruiz M. Periodista     Realmente pensé que por ser el área donde se detectó el primer caso; aunado a que cada vez que se rendía un informe a inicios de la pandemia sobre los casos diarios de Covid-19 y […]

A %d blogueros les gusta esto: