Nacionales

“ES UNA PESADILLA, QUISIERA LLEGAR A CASA Y QUE ESTUVIERAN VIVAS”: DENIS VILLARETA MADRE DE LEYDYS Y YELENYS – MASACRE DEL BUNKER
27 de julio de 2020
6499 vistas

Por  Julia E. Alvear P.                27  de julio de 2020

“Sí el cielo pudiera llorar,  y reflejar  el dolor que sienten las madres que pierden un hijo de manera violenta,  hasta los  rayos del sol sentirían vergüenza de salir a brillar  al día siguiente”.

La mañana del viernes 17 de julio,  Denis Villareta  recuerda  que sus hijas Yeleny de 17 años  y Leydys de 15   dormían,  cuando  en eso sintió llegar a las vecinas  llamándolas.   Había  llovido ese día,  varias hojas al viento aun mecían las gotas de llovías que refrescó el clima  caliente de otros días.  Esta mujer de 43 años nunca imaginó que estaba por vivir el peor  de los momentos que puede experimentar una madre cuando le arrancan un hijo, y que en su caso sería por partida doble.  Denis recuerda que el día  estaba fresco y como siempre las muchachas se levantaban  tarde ( pasadas las 10 u 11 de la mañana) y de repente salieron diciendo que se iban a bañar al lago.

Para Denis  quien había ido con sus hijos a bañarse al lago en otras ocasiones,  esa mañana  algo le decía que no era bueno que salieran.  “Quédense en casa, no salgan,  miren el día está raro”, recuerda que les dijo, pero la llamada e insistencia de las amigas y vecinas de al lado Azucena y  Yulissa Martínez,  pudo más.  Incluso una de sus hijas que dudo cuando le dijo a las amigas que no habían desayunado y estas les dijeron que desayunaran que ellas las esperaban.

Santi,  como le decía Denis  a Santiago Alexander Carvajal,  otra de las  víctimas,  estaba quedándose en su casa  desde hace mas de un mes escuchó la petición de Denis,  así que al ver su preocupación le dijo:  “No se preocupe señora Denis, yo las acompaño y voy  más tarde  al taller  de mi papá a trabajar,  yo  las acompaño para que esté  tranquila.

Esa mañana las chicas  dejaron su celular y el único que llevaba un teléfono móvil era Santiago.   Cuando la mamá les preguntó  a que hora venían,  Leydys sonriente le dijo a su progenitora,  mami, no vamos  a demorar a más tardar a la una estamos de regreso.  Vio salir  a sus dos hijas y a Santi,  y como se juntaron con las vecinas que las esperaban. Bajaron la pendiente detrás de la casa para cruzar por por la autopista y adentrarse por la trocha que siempre las llevaba al lago. Las risas de los muchachos se perdieron a medida que avanzaban en su paseo  al lago, sin imaginar que era la última vez que los vería.

Cuando eran la 1 de la tarde,  la señora Denis  nos cuenta,  que mira  el reloj  y nada que escuchaba llegar a sus hijas.  Así que recuerda que marcó el número de Santi  pero este le salió apagado.  Unos minutos después repitió la llamada y nada salía que todavía estaba apagado.  Pensaba que quizás se le había descargado y como a eso de las 2 ´de la tarde mandé a uno de mis hijos a la casa de las vecinas para saber si habían regresado y se habían quedado allá charlando, pero les dijeron que no se preocuparan que seguro  venían llegando.

A medida que pasaban las horas el cell de Santi no  recibía las llamadas ni llegaban,  y empezó la angustia,  cuando se entera que la familia de al lado salieron a buscar a los muchachos,  y lo que vino después fue un torbellino.  Esa noche no pudo dormir, las camas de sus hijas estaban vacías y ya la historia que se los  habían llevado  empezó a llegarle y surgieron muchas preguntas.

Denis le contó  a Panamá Press que las malas noticias siempre llegan rápido y aquella mañana  lo que tanto temía,  se convirtió en realidad.  “Cuando le dicen que a sus hijas se las mataron,  en ese momento uno queda como que uno escucha pero lo que oye piensa que no puede ser cierto.  Uno quiere creer que no es cierto que es un mal sueño, que uno va  a despertar y las va a ver allí  en sus camas,  riéndose,  planeando que van a cocinar o que van al malecón a pasear en grupo.

Me tocó a mi reconocerlas.   No se como lo hice, parecían dormidas,   estaban allí con su vestido de baño, descalzas.  Desde ese día  me acuesto pensando cuanto miedo debieron  sentir mis hijas, cuando se las llevaron.  Ellas  andaban juntas siempre  y ni en la hora de su muerte se separaron.  ¿ Porqué  tenían que hacerles  esto ?  ¿ Porqué ?  Ellas no le habían hecho mal a nadie no se metían con persona alguna, eran muchachas normales con sueños con sus amigos muchachos normales. ¿Porqué, porqué ? repite una y otra vez la señora Denis  con voz  entrecortada.

La mamá de Yeleny y Leydys  poco a poco tuvo que empezar a lidiar con la realidad de aceptar que sus hijas no volverían  a casa, y que esa mañana cuando salieron a eso de las 10:30 de la mañana, fue la última vez que las escuchó sonreír.  Piensa en como  las vio alejarse a los tres (Leydys, Yelenys y Santi)  junto a las también hermanas  Martínez.  Después se enteró que una vez salieron esperaron a otro grupo de jóvenes de Villa del Caribe, los cuales nunca fueron a su casa, ni sabe si sus hijas los conocían.

La voz de esta madre se siente triste pero fuerte a su vez, por lo que le preguntamos de donde saca tanta fortaleza para enfrentar este momento y nos responde:  mi Yelenys y Leydys  eran las que me decían  mamá tienes que ser fuerte  siempre, no dejes  que nada te entristezca porque todos tus hijos te necesitamos”.  “Yo se que ellas me quieren fuerte por sus hermanos y por mi misma, pero esto es muy duro….  tengo que mirar sus camas vacías, sus cosas  todo lo que dejaron, el vacío porque ellas eran bulliciosas  y tenían siempre la casa en movimiento,  ayudando a sus hermanitos más pequeños”.

Yelenys soñaba con ir a estudiar Criminalística a los Estados Unidos, le gustaba el inglés  y tocar la lira en la escuela. Mientras que Leydis se ufanaba que le había sacado mucho a la mamá.  Siempre decía  orgullosa que me había sacado el  toque en la cocina y se parecía mucho a mí, porque de chiquita cortaba las telas y le hacía  vestidos  a las muñecas,   yo soy modista, nos cuenta Denis  de sus hijas. El sueño de Leydys era estudiar para chef, ” nadie cocinaba como ella”  dice con tristeza su mami.

Al conocer que uno de los detenidos vive  cerca de  ellos  al principio no lo podía creer, pero al pasar del tiempo  ya no se sabe que pensar porque el conocía más a la vecinas,  y a las muchachas de acá también;  habían ido juntos a la escuela, incluso llegó a visitarlas.

Parada frente al féretro de sus dos hijas  Denis y sus hermanos tienen que decirle adiós a los restos mortales de Leydys y Yeleny.  Son los nombres  de la violencia que lleva dolor y luto a muchos hogares colonenses, donde la maldad se viste  de hombre malo  y se lleva  a los inocentes  al valle de la muerte.

Pedir justicia es poco, nada nos las devolverá.  Nadie puede devolvernos a Yeleny y a Leydys, ni los otros muchachos asesinados a sus  padres.   Pero sí le quiero pedir  a la gente que está allá afuera y que sabe,  que no encubran al asesino que todavía está suelto-  “Ese hombre es un monstruo y deben entregarlo.  Entréguenlo   al menos para saber  que razón puede tener alguien   para quitarle la vida a 7 muchachos.  También me pregunto ¿ porqué  a los muchachos  de Valle Verde  y a los otros no?, ¿ qué pasó ?  cuál es la verdad?  ¿  qué saben  ellos ? ¿ porqué todo ocurrió así?.

Yo se que mis hijas Yeleny y  Leynys no me quieren ver tristes ni por su partida.  Ahora tengo que sacar fuerza  del dolor para ayudar a los 6 muchachos que me quedan,   pero vivo con miedo, porque ese monstruo todavía  está  allá  afuera. Pido a Dios Justicia para todos los muchachos, y que las autoridades pronto descubran todo y atrapen a los que participaron.

Yelenys y Leydys Maibel Marota Villarreta recibieron cristiana sepultura el día de hoy,  su homilía fue en la casa comunal de Valle Verde,  a donde muchos vecinos  llegaron tratando de  guardar distancia pero aún así compartiendo la tristeza  por despedir a esta jóvenes que encontraron un final trágico e inmerecido prematuramente.

 

El viernes 19 de julio un grupo de 13  jóvenes entre  15  y 22 años,  fueron a bañarse  al lago Gatún.   Siete  fueron separados del grupo  y  asesinados.

 

 

 

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

VACUNA DE ASTRAZENECA SERA PUESTA DE FORMA VOLUNTARIA EN PANAMÁ

Nacional | Redacción Panamá Press | 19 de marzo de 2021 El Ministerio de Salud (Minsa) reiteró que a partir de este 20 de abril se habilitarán todas las plataformas para que las personas de forma voluntaria se puedan inscribir y solicitar las dosis de la vacuna contra COVID-19 de AstraZeneca Israel Cedeño, director regional, […]

LLUVIAS AFECTAN LA PRODUCCIÓN DE AGUA POTABLE EN ALGUNOS SECTORES DE LA PROVINCIA DE CHIRIQUÍ

Nacional | Redacción Panamá Press | 19 de marzo de 2021 El Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN) informa que las fuertes lluvias registradas en los últimos días han afectado la operatividad de algunas plantas potabilizadoras producto de la alta turbiedad que llega a las captaciones de agua cruda. La planta potabilizadora Ciudad de […]

¡ QUÉ SE SEPA ! “CÓMPRALE AL VECINO” HAGAMOS VIRAL EL APOYO A LO NUESTRO

Nacionales | Redacción Panamá Press | 19 de abril de 2021 La pandemia de COVID que afecta al mundo ha provocado una dura situación en la economía internacional y Panamá no escapa a esta crisis. Ante esta realidad el panameño siempre demuestra ingenio y valentía, con originales ideas. Hoy son muchos los que se han […]

EL MENTIDERO 19 E ABRIL DE 2021

ARQUESIO El caso de Arquesio dejó interrogantes de como así  un diputado no es condenado por una decisión de 5-4 por actos libidinosos,  sino que tiene que ser  de 6-3 porque es Diputado.  En este aspecto hay mucha tela que cortar.  Esperemos  la  explicación de la sentencia. BLUE APPLE Hoy hay audiencia en el SPA  […]

A %d blogueros les gusta esto: