Elecciones, Pa la gente panameña

*Elecciones, Pa la gente panameña*

Por: Aquilino Ortega Luna.

 

No se amarguen, por los resultados de las elecciones!

 

El sol sale para todos, para justos e injustos!

La amargura es una especie de alegría contenida, como tener fantasias con *JLO* sin haberla visto jamás, en persona, algo mental.

Sexo reprimido por correspondencia!

En política, siempre habrá, ganadores y perdedores, bandidos y vaqueros, justos e injustos.

El sol sale para todos!

Te quema o te nutre igual, seas PRD, CD, FAD, Panameñista o independiente.

Muchos ganadores se olvidarán de los que los ayudaron!

No es una virtud de los políticos, recordar promesas!

Descubrirás que trabajaste para el inglés. Esa verdad te explorará en la cara.

Muchos perdedores regresarán por la revancha, desgastados, más viejos o con mayor experiencia.

Para los perdedores, el tiempo será el mejor consejero y la oración, la más grande forma de consolación.

Las palabras, fraudes, trampa, robo, serán las más gritadas y consultadas en el diccionario.

Los odios políticos se acrecentarán, nuevos amores saltarán al escenario.

Pero amores de verdad, no políticos. Los adversarios políticos también se enamoran en campaña.

Se harán promesas de no participar nuevamente en política, otros cambiarán de tolda.

Los menos seguirán coqueteando con la impunidad, los más seguirán soñando con vivir en la Disneylandia de la política.

Sin corruptos, en la tierra del nunca jamás!

Algunos seguirán pensando que Santa Claus existe, que existen buenos políticos, y que los que perdieron harán una oposición constructiva.

La política no es lo que es, ni lo que parece.

La política es el arte de gobernar, en medio de la ingobernanilidad.

Los políticos honestos, son una especie en extinción!

Nos quedan pocos pero si los hay, y muy buenos, pero hay que cultivarlos o preservarlos en alcohol, pero desnaturalizado.

Todo lo que se dice de los diputados, no es verdad, tampoco es mentira, todo es según el color del cristal con que se mira.

Al final todos ganamos, unos dinero, mucho dinero, otros rabia, mucha rabia y los menos beneficiados, mucha experiencia.

Esa es nuestra realidad política criolla, con Reyes, Sacerdotes y un montón de plebeyos!

Así somos, folclóricos, soñadores, devotos de la fantasía y la magia, creyentes de los dioses humanos.

Seguidores de hombres que prometen el cielo, pero que no tienen la brújula ni el mapa, para poder llegar hasta el.

Ahora a esperar cinco años, a ver que pasa, nuevas elecciones y una nueva revisión de las palabras fraude, trampa y robo en el diccionario.

Lo bueno de todo, es que la política es buena, pese a los malos políticos.

La política es buena paradójicamente, aunque siga siendo la forma más fácil de salir de la pobreza.

Dios salve Rey!

Leave A Comment