Artículos de Opinión

El Comportamiento Social: Vacuna para controlar el COVID -19
4 de abril de 2020
1222 vistas

Por Miguel Ángel Cañizales M.

En momentos de crisis es cuando se revela la verdadera naturaleza de los comportamientos sociales de los seres humanos. Las personas en este estado emocional pueden manifestar, sensaciones, emociones, percepciones y hasta pensamientos compartidos con quienes se identifican.
Presentan fortalezas o debilidades que entran en juego social, conscientes o inconscientemente. Las crisis siempre llevan al sufrimiento, evidencian el carácter de las personas, cuando están interconectadas con un determinado grupo social y hasta denota su personalidad.

El concepto de masas no lo define un cuerpo específico, es decir no tiene pie, cabeza, dorso, ni manos, pero tiene fuerza de cohesión social, capaz de cambiar la estructura política de poder de una sociedad.

El comportamiento social es la clave para detener la propagación del COVID -19. Esta pandemia es un problema de comportamiento social. El Gobierno Nacional tuvo que decretar Estado de Emergencia, hasta llegar al confinamiento obligatorio y las salidas por género.

Es desafiante el comportamiento social de personas que no han seguido las reglas establecidas por las autoridades. Presentan poca solidaridad y responsabilidad individual.

Para que cambien, se recomienda implementar programas de intervención comunitaria de salud en las localidades más afectadas.

No basta con endurecer las normativas: hay que cambiar actitudes para generar buenos hábitos saludables, y transformarlas en rutina diaria. La psicología tiene un enfoque biopsicosocial, para cambiar hábitos e imponer otros nuevos.

Se requiere más tiempo para su implementación. Existen teorías o técnicas psicológicas para modificar conductas individuales y sociales, por ejemplo; el condicionamiento clásico de Pávlov, el condicionamiento operante de Skinner, el aprendizaje social de Walter y Bandura, lo cognitivo conductual, hasta llegar al enfoque socioformativo que lidera Sergio Tobón.

El perfil epidemiológico de los países de Asia, Europa y el Occidente está demostrando, en su análisis de comportamiento, que hay dos enfoques que se están desarrollando para comprender cómo se distribuye la enfermedad, en la curva de Gauss.
La primera observación en los países estudiados es que la infección se transmite de manera “acelerada”. Se argumenta que el comportamiento social fue irresponsable y no cumplió con las normas establecidas por las autoridades. No se realizaron medidas de mitigación comunitaria para frenar su propagación. Es indicativo de la ausencia de controles sanitarios eficientes y oportunos.

La discusión se centra en la rapidez con que se transmite el virus y repercute en la incapacidad social de frenar su propagación, es inmanejable y colapsa el sistema de salud. Mueren las personas sin ser atendidas por médicos o enfermeras y se convierte en un problema serio de salud pública, porque no hay suficiente personal, camas, equipamiento, respiradores, cuartos de cuidados intensivos.

Así está pasando en Italia, España y otros países de Europa. No tomaron medidas a tiempo para detener la transmisión del virus.

El primer efecto es que empieza a infectarse el personal de salud y la fuerza pública (bomberos, policías). Tiene que elegirse quién vive o muere. Las defunciones son muy altas por día y se tiene que recurrir a contenedores refrigerados para poner los muertos. En algunos casos se incineran o se depositan en fosas comunes por la gran cantidad de fallecidos. Esta situación puede convertirse en otro problema. El primer aprendizaje demuestra que, si la infección se extiende rápidamente en la población y la curva epidemiológica está muy inclinada. Hay alta probabilidad que exista el contagio masivo y aumenta la mortalidad.

La segunda observación es cuando el perfil epidemiológico de la pandemia se comporta lentamente. Sucede cuando el comportamiento social de la población es solidario, se cumple las normas de higiene, el confinamiento está bien llevado y se guarda la distancia física corporal. La población tiene una responsabilidad social que cumplir. Realizar nuestro mejor esfuerzo para que sea una pandemia a paso lento.

Ante un estricto control social de esta enfermedad pandémica, hay acciones concretas, especialmente en la etapa inicial de los primeros días del brote. Es el caso de países como Alemania y Corea del Sur. Debe actuarse rápidamente por la ausencia de una vacuna.

Diseñar políticas públicas con urgencia que implementen estrategias psicosociales con psicoeducación, que inyecte la vacuna de la motivación, a toda la población.

El comportamiento social responsable y solidario actúa como vacuna social. Contribuye a disminuir significativamente los niveles de infestación y detiene la rapidez de transmisibilidad del virus.

El confinamiento no es agradable para nadie en Panamá. Puede traer problemas mentales porque del 10% al 20% de la población sufre de estos trastornos. Son sacrificios que hay que cumplir por el bien de todos.

La propagación lenta tiene curva menos inclinada, con menos mortalidad y el sistema de salud se desgasta menos, permitiendo un mejor manejo de la enfermedad. El comportamiento social es la vacuna para controlar el COVID -19.

*El  autor es Doctor en Psicología, miembro de la Sociedad Panameña de Psicología.
Catedrático de Psicología Comunitaria de la Salud. Facultad de Psicología, Universidad de Panamá.

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

¿POR QUÉ ? , LA POBREZA Y LA EXTREMA POBREZA, SIGUEN RAMPANTE Y CAMPANTE EN NUESTRO PAÍS.

¿POR QUÉ ? , LA POBREZA Y LA EXTREMA POBREZA, SIGUEN RAMPANTE Y CAMPANTE EN NUESTRO PAÍS. POR RAMIRO GUERRA ABOGADO Y CIENTISTA POLÍTICO. Panamá , ha tenido tasa de crecimiento significativa y la danza , antes y ahora, de miles de millones, ha sido evidente. Decádas y decádas , la misma realidad; gente de […]

La “tajada de la sandía” de hoy

La “tajada de la sandía” de hoy Por: Gaspar J. González V. Comunicador Social   La poca sensatez y el sentido de dominio del hombre sobre sus semejantes, ha causado que el ser humano deje una serie de huellas indelebles en la historia de la humanidad. Estas conductas censuradas, nos dan muestra de la poca […]

Panamá el País de la Superficialidad y Discriminación

Panamá el País de la Superficialidad y Discriminación   Por: Ronaldo Buchanan   Panamá supuestamente es un país de crisol de razas y de todo tipo de culturas a raíz de Varios acontecimientos , que han marcado nuestro Istmo desde sus inicios sin embargo Otras influencias de corte elitista han ido desviando ese espíritu o […]

La vacunación llega a Panamá Norte, nadie se quede por fuera

La vacunación llega a Panamá Norte, nadie se quede por fuera   Por Luis E Ruiz M. Periodista     Realmente pensé que por ser el área donde se detectó el primer caso; aunado a que cada vez que se rendía un informe a inicios de la pandemia sobre los casos diarios de Covid-19 y […]

A %d blogueros les gusta esto: