Artículos de Opinión

CARTAS A LA CULTURA
9 de junio de 2020
754 vistas
MANUEL E. MONTILLA (Panamá, 1950).
Investigador visual y literario, viandante, gestor cultural, editor y diseñador de libros, crítico, coleccionista y curador de arte, conferencista, calígrafo, comunicador interactivo, bibliófilo, herrero de la palabra, artista plástico pluridisciplinario, con múltiples galardones. 30 exposiciones individuales y más de 800 participaciones en exhibiciones colectivas y bienales de arte en diversos continentes. Murales en Alemania, Japón y Panamá. Colabora con textos, poemas, ensayos, dibujos, viñetas y fotografías en diversas publicaciones nacionales y foráneas.
Director Ejecutivo de la Fundación para las Artes Montilla e Hijos, de la Pinacoteca de Arte Contemporáneo de Chiriquí y del Sistema Editorial Fundación. Representante y curador, para Panamá, de la Bienal Internacional de la Acuarela del Museo Nacional de la Acuarela Alfredo Guati Rojo, en México. Representante Nacional para Panamá de la International Watercolor Society (IWS).
Forma parte del Comité de Bioética de la Universidad Autónoma de Chiriquí y es colaborador para la organización del Congreso Nacional de Afrodescendientes que se gesta, anualmente, en esa primera casa de estudios.
Reside en David, Chiriquí, donde se dedica al impulso de lo cultural, a las investigaciones visuales, literarias, filosóficas, etnológicas y conceptuales, al diseño gráfico y editorial, a la fotografía de arte, a la edición de libros alternativos, al arte público y a las acciones de arte. Deambula en silencio por los caminos de una Mesoamérica plena de horizontes.

 

Manuel Montilla | Opinión | 9 de junio de 2020

Émile-Auguste Chartier, mejor conocido como Alain, ensayista, profesor y periodista francés, quien ejerció notable influencia en pensadores como Simone Weil, Raymond Aron, Georges Canguilhem, entre otros, no enseñaba en «qué»pensar sino en «cómo» pensar.

Pacifista de fuerte convicción, una vez declarada la Primera Guerra Mundial, sin renunciar a sus ideas, como ciudadano francés, se integra a las fuerzas de su país. Combatiendo con valor es herido de gravedad y desmovilizado en 1917. De tal atroz experiencia surge su panfleto, publicado en 1921, «Marte o la verdad de la guerra».

 

En su texto explica el filósofo lo que él experimenta con más rigor en el campo de batalla: la esclavitud. Presenta un alegato contra el desprecio a la tropa, por parte de la oficialidad, los que en sus palabras: «hablan a los hombres como a las bestias».

En «Sobre la felicidad», Alain, anota: «Se dice que los hombres persiguen siempre algún bien, pero yo los veo remisos ante un fin razonable. Su imaginación no es tan poderosa como para interesarlos en una obra que aún no es nada en el mundo. Por eso hay tantas obras ante nosotros que juzgamos buenas y que no hacemos». Al concluir el párrafo podemos leer: «No creo en absoluto que Miguel Ángel empezara a pintar porque en su imaginación hubiera visto todas esas figuras, pues ante la necesidad sólo dice esto: «No es ése mi oficio». Pero se puso a pintar y las figuras se revelaron; y pintar es eso, descubrir lo que se hace».

 

Viene esto a cuento por mirar como las autoridades del Ministerio de Cultura asumen su rol directivo, que el ministerio no crea, ni hace, ni produce cultura, sino que debe promoverla y justipreciarla, y de cómo han impuesto acciones tales que no caminan en dirección a lo cultural por si mismo, como un bien del conglomerado humano que lo designa y enaltece, sino a una masificación incongruente e inocua que pretende un «supuesto» parámetro económico por sobre un concepto más profundo y revelador del rol de la Cultura en el desarrollo integral de la nación y de un pueblo como tal.

En este sentido exponemos el resumen de una CARTA ABIERTA AL MINISTRO DE CULTURA que promovida por diversas fuerzas vivas, en redacción del profesor Juan Aguilar Díaz, fue entregada al jerarca señalado. En este caso, la problemática raizal es la educación de las artes y la proyección de las escuelas de Artes Plásticas en los planes del Ministerio y del MEDUCA. A continuación lo expresado…

 

“Con el título, “Por una Ley General de Cultura que valore la educación artística”, un conjunto de profesionales, artistas visuales, profesores, gestores culturales y personalidades del país envían este viernes 5 de junio una Carta Abierta al Ministro de Cultura Carlos Aguilar.

 

El profesor Juan Aguilar Díaz toma la iniciativa frente a la propuesta del gobierno de Ley General de Cultura (presentada a la Asamblea en enero y que reanudara su primer debate en julio), en aras de tender puente comunicativo para que ambas partes se sienten (Ministerio y Docentes) y juntos encuentren soluciones y alternativas antes de incurrir en complicaciones de normas y aspectos de proceso, desmejorando la ya precaria situación de la enseñanza de las artes en Panamá.

 

Esta propuesta de Ley de Cultura incluye acciones encaminadas a la economía naranja, industrias culturales, gestión cultural y la gobernanza. Faltó, previamente, el haber consultado a los principales afectados y dar soluciones a problemáticas preexistentes dentro del ministerio. Problemáticas de vieja data que afectan entre otros a actores, agentes y receptores de la cultura, pero en especial a las 22 comunidades educativas (escuelas, centros e institutos de educación artística especializada y cultura, así como a cerca de 200 docentes y a miles de estudiantes, en la capital y provincias).

 

La problemática se ve aumentada, cuando el encargado de la cartera de cultura ha hecho poco caso al dialogo y consulta del gremio docente para abordar el por qué y propósito de plasmar en cuatro líneas de un párrafo taxativo, colocado al final de dicha ley, cambiando las infraestructuras (centros y escuelas) del Ministerio de cultura por las de las bibliotecas públicas del Ministerio de Educación, como quien intercambian figuritas de un álbum.

 

Hecho notorio, que sale a relucir, es la casi nula atención del MEDUCA a este respecto en cuanto a lo que afectaría o beneficiaria, si fuese el caso, de dicho cambio. Constatando quizás algo de falta de comunicación, premura y no coordinación entre dependencias del estado.

 

Preocupa, aún más, a los docentes especializados de educación artística, la incertidumbre al no aclarar el futuro de las 22 comunidades educativas con 107 años de historia y labor sostenida para el desarrollo del país. De allí la importancia de sentarse a ver las alternativas necesarias para el contexto panameño, sin improvisaciones externas y con adecuaciones de cara a la ciudadanía.


Es solo gracias a la vocación y coraje de docentes y cooperación valiente de estudiantes y familias, que dichas comunidades impulsan procesos educativos con participación y bienestar para generaciones de profesionales, población y los más necesitados.

 

A la pregunta del ¿Porque es necesaria la educación artística en un Ministerio de Cultura?, se explica al ministro que la respuesta abreviada es, que la utilización competente y adecuada de los lenguajes visuales y audiovisuales no se produce de manera natural. De poco o nada servirá impulsar proyectos, destinar fondos, hablar de economía naranja, industrias culturales o desarrollo si al pueblo no se le enseña la utilización de los lenguajes visuales, a apreciarlos, percibirse y crear”.

 

Volvemos a nuestro pensador, Alain, cuando escribe: «El animal, cuando las cosas que le rodean le dejan en paz, se acuesta y duerme; el hombre piensa…» y, podríamos agregar: construye y crea. Se construye y se crea. Pero para ello necesita afinar sus herramientas. Ese es el trabajo del arte y de la cultura. Brindar las posibilidades de hacernos mejores. De construir nuestro entorno con propia voz y talento. La cultura no es vender más alpargatas. Sino pensar las alpargatas e ir un paso más allá haciéndolas no solo utilizables sino cómodas, con diseño propio y propicias a la delectación.  

 

«En el momento en que escribo cae la lluvia; suenan las tejas; se oye el chapoteo de mil canalones; el aire está como lavado y filtrado; las nubes parecen magníficos jirones». (Alain). Hay que aprender a captar esas bellezas. La belleza, la cultura, el arte, se captan si se tienen las condiciones, si cada uno las tiene. No se crean por decreto o porque un funcionario lo considere así.

One thought on “CARTAS A LA CULTURA

  1. Nota: El profesor Juan Aguilar Díaz, es Magister especialista en educación artística, docente universitario, artista plástico multidisciplinario, escritor, fotógrafo, gestor cultural, locutor, guía de turismo, coleccionista y CEO de Emprendimiento Cultural.

    ARTE: Maestro LUIS AGUILAR PONCE (1943-2015).
    Para Luis Aguilar Ponce, el arte, la pintura, no era un medio de vida si no “un proceso de por vida.” De allí su pasión por la enseñanza, su encuentro frontal y evolutivo con la razón y los cambios. La búsqueda infatigable, hasta la última pincelada, de la esencia profunda de lo que Hegel demarcaría como “la verdad”, buscada tanto en el arte, como en el pensamiento. (M.M. / 2016)

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

La luz al final del túnel. 

La luz al final del túnel.  Por: Lic. Abel Vergara López – Abogado.   Ciudad de Panamá, domingo 18 de abril de 2021.   Inicia la semana con la reducción a la restricción de movilidad nocturna (Toque de Queda) a sólo cuatro horas (desde la medianoche hasta las 4 de la madrugada). El comportamiento del virus pareciera […]

EUTANASIA…Y MORBIDEZ SOCIAL

EUTANASIA…Y MORBIDEZ SOCIAL Por: Dra. Edilia Camargo Emmanuel Jaffelin, filósofo francés, profeta del hombre gentil..y la gentileza.. Animó varias tertulias , en el turno de Francia como paìs invitado a la Feria Internacional del Libro.  Su  increíble osadía al  reafirmar la gentileza, en un mundo mórbido . La inmensa riqueza de su trabajo en las […]

¿POR QUÉ ? , LA POBREZA Y LA EXTREMA POBREZA, SIGUEN RAMPANTE Y CAMPANTE EN NUESTRO PAÍS.

¿POR QUÉ ? , LA POBREZA Y LA EXTREMA POBREZA, SIGUEN RAMPANTE Y CAMPANTE EN NUESTRO PAÍS. POR RAMIRO GUERRA ABOGADO Y CIENTISTA POLÍTICO. Panamá , ha tenido tasa de crecimiento significativa y la danza , antes y ahora, de miles de millones, ha sido evidente. Decádas y decádas , la misma realidad; gente de […]

La “tajada de la sandía” de hoy

La “tajada de la sandía” de hoy Por: Gaspar J. González V. Comunicador Social   La poca sensatez y el sentido de dominio del hombre sobre sus semejantes, ha causado que el ser humano deje una serie de huellas indelebles en la historia de la humanidad. Estas conductas censuradas, nos dan muestra de la poca […]

A %d blogueros les gusta esto: