Artículos de Opinión

Cadenas de suministro: El factor humano
22 marzo, 2020
139 vistas
Eddie Tapiero es un profesor panameño, economista y autor del libro: La Ruta de la seda y Panamá.  El profesor, realiza investigaciones en varios temas de comercio y logística internacional y su aspecto social, y apoya a la docencia superior colaborando con Universidades y Centros de Investigación. Es considerado un experto en las relaciones Sino-Panameñas y en la economía nacional.  
El profesor colabora con la Academia Diplomática de Panamá, la Universidad Santa María la Antigua y con la Universidad Latina.

Si bien muchas de las medidas de contención del Covid-19 se basan en el cierre de empresas de servicios no esenciales y la continuidad en la cadena de suministro, su comportamiento está mostrando algunos puntos esenciales de la teoría económica que falta por entender. Esto es, la teoría económica indica que el “Homo Economicus” siempre buscará maximizar su bienestar, pero esto muchas veces lo confundimos con ingresos.

En los últimos años, el mundo ha aprendido la importancia de asegurar las cadenas de suministro después de una catástrofe natural, como un terremoto o un tsunami. Esto se observa en los distintos protocolos emitidos por las organizaciones internacionales como la ONU la FAO y hasta el Foro Económico Mundial. Estos protocolos buscan tanto reducir barreras al comercio, como son eliminar los aranceles para ciertos productos, y garantizar la continuidad de las operaciones de empresas de medicinas y alimentación y el flujo de bienes a lo largo de la cadena. Sin embargo, estos eventos no involucran el factor humano. El miedo al contagio y la posibilidad de expandir el contagio a los familiares, son otro factor limitante, poco observado cuando se aplican las medidas.

Aunque vemos que muchos trabajadores y voluntarios han seguido apoyando las instrucciones de salud, de seguridad y la continuidad de las cadenas de suministro, muchos han salido a dar lo más de sí por su país, que por el dinero que se ganan. Es absolutamente normal que algunos trabajadores se abstengan por temor a contagiarse o de contagiar a sus familiares; esto incluye no solo a aquellos interconectados en las cadenas de abastecimiento, sino aquellos conectados con las cadenas productivas. Similarmente, algunas empresas están trabajando con una conciencia colectiva, pero hay otras que se quieren aprovechar de la situación. La situación estará aumentando en la medida en que aumente el temor al virus.

Por las razones señaladas, es importante tener en cuenta que, para asegurar la cadena de abastecimiento, no solo es necesario permitir que las empresas y las personas trabajen, sino darles la debida atención para que tengan la seguridad de atención y que puedan trabajar de manera eficiente, no solo por el salario, sino por la satisfacción que produce ese espíritu de solidaridad ciudadana. Por ello, hay que reconocer la labor de esas personas humildes que se mantienen cultivando en los campos, de los transportistas que llevan mercancías a las tiendas, de las personas que nos atienden en tiendas, farmacias y supermercados, y de todos los vecinos comprometidos y los demás que sacrificamos un poco de nuestra vida por un bien colectivo, para que todos los panameños podamos satisfacer nuestras necesidades y estar tranquilos.

En estos momentos, hay que estar seguros de que estas cadenas y estas empresas no son los enemigos, ni mucho menos, el gobierno. Todos somos panameños y estamos perdiendo algo. Debemos respetar las indicaciones del Ministerio de Salud y el orden público. La anarquía solo nos lleva al caos, y el caos nos lleva a un aumento en el contagio y en el número de víctimas. Por esa razón, cuando vean a un agricultor, a un camionero, a ese valiente personal de salud, a los agentes de seguridad, al personal de los centros de expendio y a todos los vecinos comprometidos, díganle y digamonos gracias, porque sin ellos no podríamos comer ni disfrutar de una relativa tranquilidad. La única forma de salir de esta crisis, es trabajando juntos y reconociendo la calidad humana de aquellos que arriesgan sus vidas para que otros puedan estar bien.

A todas esas personas, a esos héroes y heroínas que muchas veces pasan anónimos por nuestras vidas, les digo: Muchas gracias.

22 de marzo de 2020

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

CARTA ABIERTA A LOS ULLOA. , ARZOBISPO Y PROCURADOR …

Señor Arzobispo: Con todo el respeto que me merece, me atrevo a escribirle esta Carta Pùblica para rogarle, en nombre de Jesucristo, nuestro Señor, suspenda Usted, la procesiòn aèrea con el Santìsimo, que tiene planeada.. este domingo,agarrado a una estatua de la Madre de Cristo.impuesta como Patrona de la Ciudad….. Supongo es la misma, que […]

El Comportamiento Social: Vacuna para controlar el COVID -19

Por Miguel Ángel Cañizales M. En momentos de crisis es cuando se revela la verdadera naturaleza de los comportamientos sociales de los seres humanos. Las personas en este estado emocional pueden manifestar, sensaciones, emociones, percepciones y hasta pensamientos compartidos con quienes se identifican. Presentan fortalezas o debilidades que entran en juego social, conscientes o inconscientemente. […]

JOSÉ MARÍA CASTILLO: ESTADO DE URGENCIA – ORDEN SOCIAL Y CAOS CASTILLO

José María Castillo | Articulo de Opinión | 3 de abril de 2020 El ESTADO DE EXCEPCIÓN es una institución que existe en la mayoría de los Estados democráticos: los gobiernos ante amenazas externas e internas pueden decretar la suspensión provisional de derechos de los ciudadanos con el propósito de reestablecer el orden constitucional. Se […]

RAFAEL NIETO: LA PRIVACIDAD DE LOS PACIENTES CON CORONAVIRUS. RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

Rafael Nieto | Articulo de Opinión | 3 de abril de 2020 Recientemente me causó sorpresa un comentario en redes sociales, donde la persona pedía los nombres de quienes habían contraído covid19 (coronavirus), para según él, tomar medidas para cuidarse, al igual que los suyos, así como todas las personas que estuvieran alrededor de los […]