Artículos de Opinión

AQUEL OLVIDADO ARTE DE DISCUTIR
9 de mayo de 2021
291 vistas

AQUEL OLVIDADO ARTE DE DISCUTIR

Por: Jorge Zúñiga Sánchez

……………………………………………………………………………………………………………………………………… 

Mi madre me contaba que en los tiempos “sin tecnología”, las personas se reunían en las afueras del Palacio de Justicia (Las Bóvedas), a disfrutar de los alegatos de los abogados litigantes, jornadas aquellas en los que los protagonistas se deleitan de esas exhibiciones de elocuencia e histrionismo, y como era de esperarse, las simpatías de dividían, hasta que el veredicto del jurado ponía punto final al encuentro verbal, el que los presentes aceptaban unánimemente,  triunfando la justicia.

Hoy hay tantos problemas que requieren atención ciudadana,  y con tantas opciones comunicativas disponibles, presenciamos paneles de “expertos” en todo, que muestran más su interés por la “taquilla”, que en orientar y motivar al espectador, para que sea parte activa en la solución de esos problemas. Ese estilo de debatir se ha convertido en un show, en el que los contrincantes hacen todo lo posible para destruir a su oponente, al mejor estilo de la lucha libre entre “rudos y técnicos”. No tendría sentido la crítica, si la sociedad atravesara por momentos de relativa calma, en los que los debates de opinión se podrían  tomar como momentos de sano entretenimiento. 

Muchos de nuestras figuras públicas, han hecho arte de la discusión que no lleva a nada, aumentando la confusión y la frustración ciudadana, que el  fin del show se dé entre risa y abrazos, aumentando la frustración y la confusión colectiva.  Parece ser que será toda una utopía, esperar que por ejemplo,  ante el tema educativo o de salud pública, los oponentes se atrevan a reconocer en público que sus verdades individuales son estériles, y que algún valor tendría si una y otra se fusionaran. 

Desde el momento en que el individualismo nos inyectó el desprecio por las opiniones ajenas, la discusión se tornó en una práctica  inútil.  La pandemia todos nos bajó “de esa nube”, y a los golpes redescubrimos que la justicia de naturaleza, no conoce de apellidos ni pobrezas, y que para la sobrevivencia de la humanidad, con prioridad tenemos que poner nos de acuerdo en aquellas cosas que son esenciales para la especie humanidad: comida, paz y un plantea sano.  Nuestros dirigentes políticos, religiosos, sindicales y empresariales, todos  saben que ninguno tiene en sus manos, las respuestas que demandan los problemas nacionales. Entonces; ¿por qué nos cuesta tanto discutir, y ponernos de acuerdo? 

Deja una respuesta

Noticias relacionadas

LA VEJEZ.. EN SU WATERBOARDING

LA VEJEZ.. EN SU WATERBOARDING   Por: Dra. Edilia Camargo Una cierta pedagogía de la crueldad hacia la vejez no tiene límites ni pudor….El viejismo , particularmente en femenino…se instala , descaradamente en nuestro mundo de hoy..,Como Pedro/a por su casa… Se hablará de mujeres, excluyendo a las que no sangran mensualmente..niñas o viejas.. No […]

El mejor regalo.

El mejor regalo. Por: Lic. Abel Vergara López – Abogado. Panamá, domingo 20 de junio de 2021.   Inicia otra semana con restricciones a la movilidad nocturna en varias ciudades del país, debido al aumento de casos del Coronavirus, aunque se mantiene bajo el número de fallecidos. La vacunación sigue su curso, pero es la […]

LA JUSTICIA FORMAL FRENTE A LA PRESCRIPCIÓN PENAL Y EL DEBIDO PROCESO.

LA JUSTICIA FORMAL FRENTE A LA PRESCRIPCIÓN PENAL Y EL DEBIDO PROCESO. Por. Silvio Guerra Morales. No hay duda alguna que el instituto de la prescripción de la acción penal, al igual que el de la pena, desata discusiones serias y otras que bien podríamos calificar de poco ortodoxas o ausentes de seriedad. Esto último […]

LA REGIÓN QUE VIENE

LA REGIÓN QUE VIENE El libro “La región que viene” es la continuación de las publicaciones “El país que viene”, editados ambos por el salvadoreño Diego Echegoyen, un proyecto hecho realidad gracias al apoyo de EXOR LATAM y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA). Las ediciones anteriores, “Una generación comprometida”, “Jóvenes en el exterior” y […]

A %d blogueros les gusta esto: